A 80 AÑOS DEL HALLAZGO DE LA TUMBA 7 DE MONTE ALBÁN Y LO QUE SE CUENTA EN EL PUEBLO DE XOXOCOTLAN

UNA VACA DESCUBRE LA TUMBA 7 DE MONTE ALBAN

UNA VACA DESCUBRE LA TUMBA 7 DE MONTE ALBAN

Alfonso Caso escribió un libro y varios artículos donde explica los pormenores del hallazgo de la tumba 7, en ellos se describen minuciosamente la forma del hallazgo y los objetos encontrados. También menciona que la tumba fue zapoteca, reutilizada posteriormente por un entierro mixteco, del cual procede la rica ofrenda que provocó el boom de la arqueología mexicana en tiempo de la posrevolución.
Nada más oportuno fue este descubrimiento, para la reconstrucción histórica de nuestra nación, después de la República fracasada de Porfirio Díaz, afrancesada y autoritaria. El país en aquel momento requería firmes evidencias para exaltar un nacionalismo que pusiera sobrerrelieve las raíces de la mexicanidad indígena, tan vilipendiada y soslaya por la cultura dominante europea y resaltar sus altos logros en las artes y la ciencia precortesiana, como inspiración para hacer resurgir una nación independiente, soberana y justa con los descendientes que aquella civilización postrera, ya destruida.
El hallazgo de la tumba 7 de Monte Albán, el 9 de enero de 1932 a decir de algunos autores poco escrupulosos, que señalan que el mismo Alfonso Caso reconoció haber sido una situación fortuita; abrió no sólo una gran polémica, sino intrigas que descalificaban la veracidad de tal hallazgo, sometiendo al arqueólogo a realizar estudios e informes minuciosos para explicar con rigor su hallazgo a una comunidad científica dominada, desde entonces por extranjeros y a la clase política oaxaqueña, integrada por descendientes de españoles quienes, aún hoy anteponen una ideología racista, en la que el indio es sinónimo de ignorancia, barbarie y brutalidad. Y al mismo tiempo, tuvo que establecer acuerdos con las comunidades indígenas recelosas, que mantenían esta montaña como parte de sus tradiciones, considerándolo un sitio sagrado, para poder realizar sus investigaciones y contar con su colaboración.
Cuando Alfonso Caso inicia a finales de 1931 su primera temporada de exploraciones en Monte Albán, ya había estado ahí 3 años antes, realizando estudios sobre la escritura jeroglífica de las estelas y como él lo señala en febrero de ese año concluyó la primera expedición con el objeto de hacer mayores investigaciones del lugar. (Caso. 1928. 1932) Ello implicó haber establecido acuerdos con las autoridades municipales de Xoxocotlán y contar con la autorización y colaboración de ellas para realizar estos estudios en una zona resguardada celosamente por los nativos del lugar.
Nos cuenta Fernando Benítez que “La mañana del sábado 6 de enero, Alfonso Caso bajó en su camioneta a Oaxaca para recoger el salario de los peones y al regresar a las 11” de la mañana, el señor Valenzuela le informa de un hallazgo. (Benítez. 1989) Fueron los primeros indicios que le permiten inferir que se encontraba muy cerca de una importante ofrenda, al hallar sobre la tumba una ofrenda consistente en un caracol marino con embocadura para usarse como trompeta, dos collares de jade y dos pequeñas orejeras de este hermoso mineral. Entonces, escribió Caso “comprendimos que la tumba que se encontraba abajo debía ser riquísima” (Caso. 1932)
Sin embargo, es hasta el día 9 de enero a las 4 de la tarde, después de romper una segunda capa de estuco, que conformaba un piso y después de levantar “una de las piedras que formaban la bóveda de la segunda cámara de la tumba”, lograron abrir un hueco por donde, con la luz de una lámpara, observan algunas ofrendas cubiertas de polvo. “Quite entonces la otra piedra, que formaba ángulo con la primera y que dejó una abertura suficiente para poder penetrar en la tumba” (Caso. 1932)
Había transcurrido tres días para que el descubrimiento se consumara, algunos campesinos de Xoxo que laboraban como peones en la exploración, se preguntaban porque tuvieron que tardar casi tres días para encontrar la tumba, si como dijo Caso, se tenía la certeza por la magnífica ofrenda que le entregó el Sr. Valenzuela. Tal vez porque se atravesó el domingo y el lunes, pues “ni las gallinas ponen”. Ese hecho y otras circunstancias, como veremos más adelante, provocaron que surgieran suspicacias de los nativos respecto al gran descubrimiento.
Una de las versiones más difundidas hasta el presente, que incluso algunos académicos, erróneamente la han arreglado a modo, para hacer “más amenos” sus escritos, pero carente de rigor científico, han escrito que el hallazgo se debió a una vaca que pastaba en la zona y al caminar sobre la tumba se hundió en ella, el pastor y los trabajadores al acudir a sacarla, encontraron el hueco y dieron parte al señor Valenzuela. Una variante de esta versión, que más bien parece chisme de lavadero, que un texto con rigor académico -pues no se cita fuente alguna-, dice que el propio “Caso repetía entre sus amigos que el descubrimiento de la Tumba 7 se debió a un mero accidente, ya que una vaca hundió su pata trasera en la misma, y por tanto, en el hallazgo no había razón para buscar el mérito científico” (Robles. 1998). En otra publicación, la misma autora da una versión diferente, al afirmar que, “don Juan Valenzuela, ayudante de Caso, fue llamado por los campesinos a revisar un terreno donde se había hundido el arado. Al penetrar el pozo que ya algunos trabajadores habían limpiado, se dieron cuenta de que estaban frente a un hallazgo verdaderamente espectacular.” (Robles. 2000), versión inverosímil e insostenible debido a que este sitio no era de siembra, pues el propio Alfonso Caso señala que era un montículo que se levantaba casi 1.50 metros, sobre el nivel del terreno, como lo señala en su libro El tesoro de Monte Albán (Caso. P. 37. 1969).
Sin embargo entre los señores de edad de los pueblos asentados en las faldas de Monte Albán, que suben a vender pequeñas réplicas de barro a los turistas; mencionan que en ese entonces algunos peones habían observado que en aquel lugar, cada cierto tiempo brotaba del suelo una flamas azules de fuego, lo que les hacía pensar que allí había enterrado dinero, por eso cuando se realizaron la excavaciones, le comunicaron a los ayudantes de Alfonso Caso, quienes lo pusieron al tanto, por lo que entonces, mando a realizar excavaciones de sondeo en el área.
También algunos señores de Xoxocotlán afirman que Alfonso Caso, logró ubicar la zona de tumbas debido a la delación de un señor de la comunidad. Se afirma que a principio de las exploraciones Alfonso Caso tuvo entre sus ayudantes personales al señor Cutberto Pacheco, oriundo del pueblo con quien estableció estrecha amistad, vínculo que lo indujo a llevarlo a caminar por diferentes lugares de importancia, que los miembros de la comunidad mantenían con mucha reserva, revelándole información sobre Monte Albán que se había mantenido en secreto, pero además le entregó a Alfonso Caso, dos libros escritos a mano en lengua mixteca en caracteres latinos, los cuales acompañaban los mapas coloniales de 1719 y 1771, que en aquel entonces estaban en posesión de las autoridades municipales.
Cuentan, que en uno de esos libros se mencionaba parte de la historia de la ocupación de Cuilapan y Xoxocotlán, por los mixtecos, así como las familias o linajes habían sido gobernantes y sus genealogías; se menciona que en ellos se habían escrito los testamentos de la familia gobernante de Xoxocotlán, que era una sucesión de mujeres cacicas y se señalaban los sitios donde se había enterrado en Monte Albán.
En 1997 el presidente municipal de esta población, Erasmo Medina y la Regidora de Educación, Blanca N. informaron verbalmente que después de tomar posesión del Ayuntamiento, habían encontrado en la basura un ejemplar de un libro con estas características y que lo conservaban en su poder, sin embargo nunca lo mostraron. (Ruiz. 1998)
La situación que desencadenó la noticia de la entrega de los libros a Alfonso Caso, causó gran disgusto entre los miembros de la comunidad, sin embargo las cosas continuaron aparentemente su marcha normal. En 1935, el señor Cutberto llegó a ser Presidente Municipal y un tiempo después de terminar su período, que en aquel entonces duraba un año. Su cuerpo apareció sin vida tirado en la barranca que da al oriente del juego de pelota de Monte Albán (Ruiz. 1998) Los señores mayores comentaron, que en ese entonces el pueblo se regía por Usos y Costumbres, por lo que se había hecho justicia a quién se le consideró haber revelado un secreto que se había mantenido custodiado por la comunidad por más de trescientos años.
El área que abarca Monte Albán es bastante amplia y en los informes de Alfonso Caso no se menciona como llegó a ubicar la zona de residencias y tumbas que se localiza en el lado norte de la gran plaza. Tomando en cuenta que la tumba 1 se ubica unos 600 metros al sur de la Gran Plaza, la tumba 2 a unos 500 metros al este de la plataforma norte y es a partir de la tumba 3 que se explora el área cercana a la tumba 7, unos 50 metros al norte del museo de sitio. Permaneciendo el misterio aún el cómo localizó realmente la ubicación de este sitió que reveló este gran tesoro depositado por los mixtecos de Xoxo en tiempo tempranos de la colonia.

Bibliografía
1932 CASO ANDRADE, Alfonso. La tumba 7 de Monte Albán es mixteca. Universidad de México.
1932 Exploraciones en Monte Albán. Temporada 1931 – 1932. Instituto Panamericano de
Geografía e Historia. México
1933 Las tumbas de Monte Albán. Primer Congreso Mexicano de Historia en Oaxaca.
Anales del Museo Nacional de Arqueología No. 4 SEP
1954 Las joya de Monte Albán. Cuadernos Médicos. Vol I, Año I, Núm. III. México.
1969 El tesoro de Monte Albán. INAH / SEP. México.
1998 RUIZ PÉREZ, Eduardo/PERALTA HERNÁNDEZ, Juan/GÓMEZ RAMÍREZ, Juan de Dios. Al pie de la Montaña
Sagrada, uso y poseción de la stierras de Monte Albán. Un acecamiento monográfico.
Oaxaca México
1998 ROBLES GARCÍA, Nelly. Cuando se descubrió la tumba 7 de monte Albán. México en el tiempo No. 23 Marzo-
Abril y en http://www.mexicodesconocido.com
2000 Monte Albán y los zapotecas. Pasajes de la istoria III.
CONACULTA / México
Desconocido.

Anuncios

Acerca de ecochac

Realizamos actividades de ecoturismo educativo con el propósito fomentar una cultura por el cuidado y conocimiento del medio ambiente y así revertir los efectos de la deforestación y el cambio climático. Promovemos la reforestación con especies vegetales nativas y la protección de la fauna silvestre. Realizamos con escolares y grupos organizados Talleres de Cultura Ambiental a través de caminatas y recorridos por áreas de interes natural e histórico como Monte Albán, Atzompa y otras zonas arqueológicas de los Valles Centrales; así como museos comunitarios y proyectos de ecoturismo comunitario.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a A 80 AÑOS DEL HALLAZGO DE LA TUMBA 7 DE MONTE ALBÁN Y LO QUE SE CUENTA EN EL PUEBLO DE XOXOCOTLAN

  1. Jeny Jazmín Hernandez dijo:

    execelente informacion, he visto en el museo parte de los tesoros de la tumba 7 y es impresionante la calidad de los trabajos en orfebreria definitivamente nuestros ancestros fueron maestros artesanos a la altura de los de cualquier lugar del mundo

    • demetrio santos gonzalez dijo:

      estoy completamente de acurdo contigo yo soy de xoxocotlan un pueblo que lucha entre la expancion de la mancha urbana y la defensa de su legado historico es deber de cada uno de los que vivimos en este pueblo guardar de sus riquesas para nuestros hijos saludos y feliciades a los autores de este blog muy bueno

  2. lagartonube dijo:

    excelente, me gustaría tener contacto con usted(es), respecto a un proyecto de rescate cultural.

  3. Saludos Mtro. Juan de Dios.
    Interesantísima narrativa, reproduciré al información con los jóvenes del CBTis 259, con el afán de que valoren sus raíces, y contribuyan a la preservación de los ecosistemas de Santa Cruz Xoxocotlán, y áreas conurbadas.
    Felicidades por su blog.
    Atte.
    Ing. Ignacio Zárate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s